16 de enero de 2011

El arte cinematografico

Una buena película da para mucho. Puede que al volver a verla, parezca diferente. Que haya cosas sutiles  que salten a la vista entonces, y así le da otro toque, otro sabor. También si es particularmente intrigante y especial , pinta que va acabar de un modo diferente a lo que es.