6 de febrero de 2011

El

Danny Trejo ya era un símbolo para toda la comunidad Mexicana, de los dos lados de la frontera. Lo que hizo Roberto Rodriguez era justo darle lo que necesitaba para pasar a símbolo.